Falafel al horno con salsa de yogurt

Hola de nuevo,

Volvemos después del verano con un plato internacional. No puedo omitir que la receta no es 100% receta original, ya que lo adapté a mis gustos y a lo que tenía por casa, pero el resultado fue ideal para una cena. También se puede tomar en comida o como snack para una merienda informal. Los originales suelen llevar cilantro y suelen ser fritos, pero yo los hice al horno y sustituí el cilantro por el perejil. Además, preparé una salsa de yogurt que le va genial.

Esta semana preparamos “Falafel al horno con salsa de yogurt”:

Ingredientes (12 unidades grandes):

  • 250gr de garbanzos sin cocinar
  • 50gr de harina de avena o harina de garbanzo
  • ½ cebolla pequeña
  • 3 dientes de ajo
  • 1 yogurt griego
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de comino
  • ½ cucharadita de sal
  • Pimienta negra
  • Perejil picado
  • Zumo de medio limón

Elaboración:

  • Dejaremos en remojo los garbanzos la noche anterior. Tienen que estar mínimo 12 horas y hay que cambiar el agua una vez.
  • En una picadora picamos los garbanzos escurridos junto con 2 dientes de ajo y la media cebolla hasta formar una pasta.
  • Sacamos a un bol y añadimos la harina de avena, la cúrcuma, el comino, perejil picado la sal y la pimienta.
  • Removemos hasta conseguir una pasta uniforme, cubrimos con un film transparente y dejamos en la nevera 30 minutos para que luego sea más sencillo moldearlos.
  • Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo
  • Una vez hayan pasado los 30 minutos, colocamos un papel de horno sobre la bandeja del horno y con ayuda de una cuchara vamos haciendo bolitas de masa que luego aplastaremos sobre el papel para que se queden más finas. Al final tienen que quedar unos discos de masa de 1-2 cm de grosor. No es recomendable que se queden muy gordos porque tiene que cocinarse el interior y no dorarse.
  • Horneamos durante 20 minutos.
  • Sacamos del horno y damos la vuelta.
  • Horneamos otros 10 minutos más.
  • Mientras se hornean los falafel preparamos la salsa de yogurt.
  • En un bol mezclamos el yogurt griego junto con el ajo que nos quedaba muy muy picado.
  • Añadimos sal, pimienta, dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y el zumo de medio limón. Podéis agregarle perejil y/o cilantro al gusto.
  • Servir la salsa fría junto con los falafel recién horneados.
  • Podéis conservar los falafel en la nevera un par de días para tomar en otras comidas sin ningún problema.

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *