Archivo del autor: maitetxu

Tarta de zanahoria con crema de mantequilla o Carrot cake con frosting

Hola de nuevo!

Esta semana toca recetón dulce, un clásico en las cafeterías más modernas y con la que podéis hacer o haceros una tarta para cumple de rechupete (lo digo por experiencia porque yo me la hice a mí misma este año). Ya teníamos bizcochos de zanahoria en el blog, pero este que os presento hoy a parte de ser extra jugoso es ideal para rellenar como veis en la imagen. He de confesar que la foto la sacamos a la carrera, habiendo ya empezado a cortar la tarta y no es todo lo bonita que podría haber sido peeeeeeeeero al menos conseguimos tener una foto.

Hoy preparamos: “Tarta de zanahoria con crema de mantequilla o Carrot cake con frosting”

Ingredientes (4 bizcochos de 18cm)

  • 325gr de harina de repostería
  • 4 huevos M
  • 8gr de levadura química
  • 8gr de bicarbonato de sodio
  • 230gr de aceite de girasol
  • 8gr de canela molida
  • 6 gr de sal
  • 4gr jengibre molido
  • 500gr de zanahorias peladas y ralladas
  • 240ml de leche (mejor si es entera aunque no es imprescindible)
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 150gr de azúcar blanco
  • 150gr de azúcar moreno
  • 100gr de nueces (en mi caso nueces pecanas, pero pueden ser normales u omitirlas)

Ingredientes (crema mantequilla o frosting)

  • 125gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 250gr de azúcar glas
  • 150gr de queso crema a temperatura ambiente (tipo Philapelphia)

Elaboración

  • Lo primero de todo es precalentar el horno a 160ºC calor arriba y abajo sin ventilador.
  • Comenzamos mezclando en un bol las zanahorias ralladas junto con las nueces picadas y la leche. Reservamos. Mientras avanzamos el resto de los pasos las zanahorias y las nueces se irán hidratando con la leche.
  • Continuamos mezclando en otro bol diferente el azúcar blanco y moreno junto con los huevos y el extracto de vainilla. Vamos a batir con unas varillas (si son eléctricas os costará menos pero no es imprescindible) hasta que doble su tamaño y se vuelva una mezcla blanquecina. Usamos dos tipos de azúcar poque con cada uno de ellos conseguimos diferentes objetivos El azúcar blanco nos va a dar estructura mientras que el moreno nos aporta un sabor acaramelado.
  • Una vez lo tengamos bien batido, añadimos sin dejar de remover, el aceite de girasol. La idea de seguir batiendo sin parar para que se emulsione un poquito y añada tambien cuerpo al bizcocho.
  • En un tercer bol mezclamos la harina de repostería junto con la levadura química, el bicarbonato de sodio, la canela, la sal y el jengibre. Mezclamos bien con una espátula para conseguir una mezcla uniforme.
  • Ahora vamos a integrar todo junto y lo vamos a hacer en dos veces. Añadimos la mitad de la mezcla de zanahorias y la mitad de la mezcla de la harina al bol de los huevos y el azúcar y removemos con movimientos envolventes para no perder aire en la mezcla.
  • Una vez esté bien integrado todo, repetimos añadiendo las otras dos mitades de mezclas y volviendo a remover.
  • Yo sólo tenía dos moldes para hornear por lo que: pesé la masa, calculé la división de cuatro, repartí dos porciones una en cada molde y guardé las otras dos para una segunda hornada. Antes de poner la masa en el molde (desmoldable en mi caso), cubrí con papel vegetal la base para que luego me fuese aún más sencillo desmoldar.
  • Hornee ambos bizcochos a 160ºC sin ventilador durante 40min.
  • Pasado este tiempo saqué los bizcochos del horno y los dejé enfriar en el molde 10 minutos.
  • A continuación, desmoldé, retiré el papel vegetal de la base y les di la vuelta a los bizcochos. De esta manera si se ha quedado montañita al hornear, conseguiré aplanarnos un poco. Los dejé enfriando sobre una rejilla.
  • Repetí el proceso con las otras dos raciones de masa hasta conseguir 4 bizcochos horneados.
  • Los dejé templar completamente a temperatura ambiente sobre la rejilla y luego los envolví con papel film y los metí a la nevera hasta el día siguiente. Me gusta que queden bien fríos y se asienten, antes de montar la tarta, aunque no es imprescindible 100%. Si no queréis esperar, con dejarlos templar unos 2-3 horas es suficiente.
  • Al día siguiente montaremos la crema de mantequilla (conocido mundialmente como frosting). Para ello necesitamos todos los ingredientes a temperatura ambiente.
  • Con ayuda de unas varillas eléctricas (no son imprescindibles, pero si altamente recomendables para no dejaros el brazo batiendo), vamos a mezclar todos los ingredientes hasta conseguir una mezcla uniforme y con consistencia. Veremos que se forman montañitas cuando esté bien integrado.
  • Despues lo meteremos en una manga pastelera o una bolsa de plástico con zip si no tenéis manga y lo dejamos en la nevera un mínimo de 2 horas. Nos interesa que endurezca un poquito para poder montar la tarta y que no se espachurre.
  • Tan solo nos queda hacer el montaje de la tarta, que no nos va a llevar más de 5 minutos.
  • Podéis usar los 4 bizcochos para una misma tarta o como en mi caso sólo 3. Sinceramente, el cuarto bizcocho fue al congelador directo para cuando un día me entre la gula golosa. Estábamos 10 personas a comer, y con los tres bizcochos tuvimos una ración perfecta e incluso sobró un poquito.
  • Ponemos un bolito de crema de mantequilla en el centro de un plato antes de colocar el primer biscocho. Esto ayudará a que se fije el bizcocho a la base y no se deslice en el montaje.
  • Cubrimos el primer bizcocho con una capa gordita de frosting y colocamos un nuevo bizcocho encima seguidamente.
  • Repetimos con otra capa de crema de mantequilla y por último colocamos el tercer bizcocho.
  • Para acabar, yo puse unos bolicos de frosting por arriba y unas nueces pecanas extra para decorar como se ve en la imagen.
  • Metemos en la nevera una hora como mínimo para que se asiente bien la tarta y ya estaría lista para degustar.

Hasta la próxima!

Tartaleta de tomates cherry y queso feta

Hola de nuevo!

La receta de esta semana es de esas que tiene pocos ingredientes, poco trabajo y que es resultona a más no poder. Los tomates Cherry es algo que tenemos disponible durante todo el año en el supermercado y son los únicos tomates que, bajo mi humilde opinión, saben a tomate aunque no sea su temporada. Cuando es temporada, en casa solemos tener sobreproducción asi que hay que darle a la imaginación para consumirlos de mil maneras diferentes. La receta que os presento hoy es ideal para sorprender en un cena por su vistosidad y ya veréis que no tiene nada de trabajo y tiene un sabor excepcional. Con esta receta hacemos el tradicional parón de verano, en el que seguiremos preparando recetas: ¡¡Volvemos en septiembre!!

Hoy preparamos: “Tartaleta de tomates cherry y queso feta”

Sigue leyendo

Lenteja caviar con verduras, curry y cítricos

Hola de nuevo!

Los que me conocen saben que no me puedo resistir a un ingrediente nuevo. Me intriga muchísimo buscar sobre él, su origen, sus propiedad, encontrar una receta nueva donde introducirlo y saborear cosas nuevas. Esto es lo que me pasó con las lentejas caviar o, tambien conocidas como lenteja beluga. Las vi en Asturias en un mercadillo y no me pude resistir a comprar unas pocas para prepararlas en casa. Son una delicia en boca: cremosas, sabrosas y su piel no suele desprenderse. No hace falta decir que esta misma receta podéis hacerla con vuestra lenteja de confianza de toda la vida, que seguro que tambien os queda riquísima.

Hoy preparamos: “Lenteja caviar con verduras, curry y cítricos”

Sigue leyendo

Ensalada de tomate y nectarina

Hola de nuevo!

Hoy os traigo una receta muy sencilla, fresquita e ideal para el verano. Los tomates es algo que tenemos muy interiorizado que es mejor comer sólo en temporada que mal comer todo el año; porque la calidad varía mucho y tomates como los de verano son insuperables. Hoy os presento una ensalada con toques diferentes para aquellos que se alimentan, como yo, de ensaladas en verano. Sé que puede resultar una combinación extraña, pero os pido que le deis una oportunidad.

Hoy preparamos: “Ensalada de tomate y nectarina”

Sigue leyendo

Sándwich de sobras de pollo

Hola de nuevo,

Esta semana receta de aprovechamiento. La semana pasada os dejaba una receta de pollo asado y esta semana usamos restos de ese mismo pollo asado para preparar un sándwich rico, rico. No es una receta de gran elaboración ya que en 5-10min la tenéis más que lista, pero como idea os puede venir genial.

Hoy preparamos “Sándwich de sobras de pollo”

Sigue leyendo

Tzatziki

Hola de nuevo!

La receta de hoy nos lleva a Grecia para degustar de una manera diferente uno de sus productos estrella: el yogurt griego. En España solemos tener costumbre de asociar este producto al postre, merienda o desayuno, con connotaciones dulces pero en países como Grecia o Turquía es un ingrediente muy usado en la cocina salada. Hoy nos arrimamos un poco a esos lares, para probar una receta típica griega.

Hoy preparamos “Tzatziki”

Sigue leyendo

Pan de pita express sin amasado ni reposo

Hola de nuevo!

Esta semana os traigo una receta de pan de pita extra rápido sin amasado ni reposo. Alguna vez me ha pasado que quería preparar un plato al cual le iba ideal un pan de este tipo, pero no lo tenía a mano. Pues aquí viene la solución definitiva: en menos de 20 minutos tenéis un pan pita recién hecho super rico y facilón.

Hoy preparamos “Pan de pita express”

Sigue leyendo