Pimientos rellenos de pollo

Hola de nuevo!

Hoy toca una receta un poco más elaborada, pero perfecta para tener congelada y usarla en cualquier ocasión que queráis sorprender tanto a los de casa como a invitados.

Esta semana preparamos “Pimientos rellenos de pollo”

Ingredientes (30 pimientos)

  • 30 pimientos del piquillo
  • 1 muslo de pollo
  • 1 ala de pollo
  • 1 carcasa de pollo
  • 4 cucharadas de harina normal
  • 1 cebolla
  • 50gr de mantequilla
  • 50 gr de queso curado tipo Idiazabal o Roncal
  • 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 litro de leche a poder ser entera
  • Caldo de verdura o (1 zanahoria + 1 puerro con parte verde + ½ cebolla)
  • 2 vasos de caldo de pollo (tras cocer la carne en el caldo de verduras)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Pimienta blanca
  • Nuez moscada

Ingredientes para la salsa

  • 1 brick de nata para cocinar
  • 100gr de queso tipo Philadelphia

Elaboración

  • Empezamos haciendo el caldo de pollo y cocinando la carne. Para ello ponemos el caldo de verdura, si tenemos (yo usé esta opción porque justo había cocido unas alubias verdes), junto con la carcasa, el ala y el muslo de pollo. Hervimos 20 minutos en olla exprés desde que suba la válvula. Si no tenéis caldo de verdura usaremos una zanahoria, un puerro entero y media cebolla junto con la carcasa, el ala y el muslo y cubrimos de agua.
  • Con el caldo listo, sacamos la carne y dejamos enfriar unos minutos. Con ayuda de las manos retiraremos toda la carne y la deshilacharemos. Reservamos.
  • El caldo os aconsejo que lo guardéis para usar en un risotto, un arroz de carne o un guiso.
  • En una sartén grande y honda ponemos la cebolla picada muy fina junto con las 8 cucharadas de aceite de oliva y la mantequilla a sofreír a fuego lento. La mantequilla aportará firmeza al relleno en frío y cremosidad en caliente. Pero no podemos usar toda la grasa de mantequilla para hacer la bechamel del relleno ya que se quemaría, es por eso que combinamos aceite y mantequilla.
  • Puede parecer mucho aceite pero necesitamos cantidad para hacer la bechamel del relleno.
  • Cuando tengamos lista la cebolla, añadimos el pollo desmigado y removemos un par de minutos. Veréis que el pollo absorbe mucho aceite, no pasa nada.
  • Agregamos ahora la harina y cocinamos 5-10 minutos. Debemos cocinar la harina para que no quede cruda y dé sabor crudo al relleno.
  • Cuando la harina esté cocinada agregaremos la leche (yo la añado fría) y el caldo y removeremos. Debemos cocinar a fuego lento esta “bechamel” unos 20 minutos.
  • Añadí caldo para potenciar el sabor a pollo aunque  puede cambiarse por leche.
  • A media cocción añadiremos sal, nuez moscada y pimienta blanca al gusto.
  • Cuando falten 5 minutos de cocción añadiremos los 50gr de queso curado en trocitos y removeremos hasta que se derrita. Este tipo de quesos curados son difíciles de derretir pero tienen un sabor que combina genial con el pollo.
  • Reservamos el relleno y dejamos enfriar. Podéis hacerlo de la mañana a la tarde o de un día para otro. Os recomiendo que cubráis la masa caliente con papel film bien pegadito a la masa para que no os salga costra al enfriar.
  • Pasado el tiempo de enfriamiento que hayáis elegido, rellenamos los pimientos con ayuda de una cucharilla. Rellenarlos ¾ partes porque al calentarlos veréis que se sale el relleno fácilmente. Si no los dejáis llenos hasta arriba se os saldrá menos.
  • Este es el momento en el que podéis congelar si queréis alguna ración, con el pimiento relleno pero sin salsa.
  • Si vamos a servirlos ese mismo día lo único que nos falta de preparar es la salsa y para ello mezclaremos el brick de nata para cocinar con el queso crema y rectificaremos de sal al gusto.
  • Debemos calentar el pimiento antes de servir, ya que lo tenemos descongelado o con el relleno frío si los comemos en el mismo día. Para ello bien en una sartén con un poquito de aceite o bien en el microondas los calentamos unos minutos.
  • Servimos en los platos cada ración y “napamos” con la salsa de queso (napar= cubrir con salsa). Yo además espolvoreé un poco de pimienta negra por encima.

Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *