Caldo de pollo casero

Hola de nuevo!

Hoy os traigo un básico de la cocina que puede usarse para elaborar diversos platos o para comer o cenar como plato principal. Es sencillo, no da trabajo y nos puede salvar en más de una ocasión.

Esta semana preparamos «Caldo de pollo casero»:

Ingredientes

  • 3 litros de agua
  • 3 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 1 trocito de hueso de jamón
  • 1 carcasa de pollo
  • 1 muslo de pollo
  • 1 puerro grande (con la parte verde incluida)
  • 1 ramita de perejil
  • Sal

Elaboración

  • Pelamos las zanahorias y la cebolla.
  • Limpiamos el puerro por si tuviese tierra sobre todo en la parte verde. Si sois de los que guardáis las partes verdes congeladas, podéis usar esa parte si no tenéis el puerro tierno.
  • Eliminamos la piel del muslo de pollo para quitar grasa al caldo.
  • En una olla exprés añadimos todos los ingredientes: agua, zanahorias, cebolla, hueso de jamón, carcasa de pollo, muslo de pollo, puerro, perejil y sal.
  • Dejamos que empiece abrir con la olla abierta, y con una espumadera quitamos las impurezas que aparezcan. Veréis que se forma una espumilla blanca por encima, eso es lo que tenemos que quitar. Lo dejamos 10 minutos oara que suelte todas las impurezas.
  • Cerramos la olla y dejamos cocinar 30 minutos desde que suba la válvula.
  • Pasado este tiempo, apagamos el fuego y dejamos reposar hasta que la olla baje de presión. También podéis ir sacando el vapor para bajar más rápido la presión.
  • Colamos el caldo y dejamos enfriar a temperatura ambiente.
  • Cuando esté templado el caldo metemos en la nevera mínimo un par de horas. Con esto conseguimos que la grasa que haya se quede por arriba y sea más sencillo quitarla con una cuchara. De esta forma tendremos un caldo muy muy ligero.
  • Con las verduras, jamón y pollo yo preparé una lasaña que quedó al mar de rica. Además, como todo está cocinado es muy rápida de preparar. Si tenemos placas de pasta precocidas no tenéis más que picar todas las verduras y sofreír 5 minutos, preparar una bechamel, montar la lasaña y hornear.
  • Con el caldo podéis hacer un arroz de setas o carne, un guiso o simplemente tomarlo como caldo.
  • Yo lo que hice fue cocer un poco de pasta y rallarle un huevo cocido y tuve ¡una cena de 10!

 

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *