Tarta salada de Calabacín y champiñones

Hola de nuevo!!

Una semana más os propongo una receta de temporada. Ahora que las huertas están en plena producción de calabacines os traigo una receta fácil y muy resultona.

Esta semana os propongo: “Tarta salada de Calabacín”

Ingredientes:

  • 2 calabacines pequeños
  • 1 cebolla
  • 250gr de champiñones
  • 1 diente de ajo
  • 100gr de queso rallado (yo usé una mezcla de 4 quesos)
  • 1 bola de mozzarella
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra
  • Sal

Ingredientes para la masa

  • 50gr de mantequilla
  • 200gr Harina integral de espelta
  • 80ml Agua templada
  • ½ cucharadita de sal

Elaboración:

  • Lo primero que haremos será preparar la masa para la tarta. Para ello mezclaremos el agua con la harina y la mantequilla. Os aconsejo que la mantequilla esté muy fría y que os ayudéis con las manos para trabajar la masa.
  • Una vez tengamos todos los ingredientes bien mezclados, con ayuda de un rodillo formaremos una lámina de unos 3-4 mm de grosor.
  • Pondremos un poquito de aceite en el molde para la tarta, lo repartimos con ayuda de un pincel y después colocaremos la masa encima. De esta manera no se nos pegará en el molde.
  • Dejamos la masa enfriar en la nevera mientras preparamos el relleno.
  • Cortaremos los calabacines y los champiñones en finas rodajas.
  • Pelamos y cortamos la cebolla en forma de juliana.
  • Pelamos el ajo y lo cortamos en pequeños trozos.
  • Ponemos un poquito de aceite en la sartén y freímos el ajo.
  • Cuando empiece a tornarse dorado, agregamos el calabacín, los champiñones y la cebolla y pochamos hasta que hayan soltado toda el agua. Es importante que todas las verduras estén bien pochadas para que luego la tarta no quede reblandecida.
  • Salpimentados al gusto y cocinamos unos minutos más.
  • Rellenamos la tarta con las verduras pochadas.
  • Colocamos el queso mozzarella troceado por encima y el queso rallado.
  • Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y cuando esté listo, hornearemos la tarta durante 25-30 minutos.
  • Recién horneada está riquísima pero se puede comer al día siguiente recalentando sin ningún problema o incluso frío

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *