Pan casero rápido sin amasado ni esperas

Hola de nuevo!

Si alguna vez has pensado que ya vale de comer pan con mil ingredientes, que se queda duro en medio día y que no sabe a nada; pero hacer pan en casa lo ves a años luz de ser posible, sigue leyendo porque esta semana te cuento cómo hacer pan en casa en 45min.

Hoy os propongo «Pan casero rápido sin amasado ni esperas»

Ingredientes

  • 250gr de harina de trigo de fuerza
  • 50gr de harina integral de espelta
  • 15gr de levadura fresca de panadero (no vale levadura química tipo Royal)
  • 1 cucharadita de sal
  • 20gr de aceite de oliva virgen extra
  • 180ml de agua tibia

Elaboración

  • Precalentamos el horno a 220ºC con calor arriba y abajo sin ventilador.
  • En un vaso ponemos el agua tibia junto con la levadura y el aceite.
  • Removemos hasta diluir la levadura y reservamos. Es ideal si lo dejáis reposar 2-3 minutos para activar la levadura.
  • En un bol ponemos las dos harinas y la sal.
  • Agregamos la mezcla de líquidos y removemos hasta conseguir una masa uniforme. Al principio podréis remover con un tenedor, pero poco a poco irá espesando y volviéndose menos maleable. Os aconsejo verter la mezcla en la encimera y trabajar un par de minutos con las manos. No necesitamos amasar, pero sí asegurarnos que no hay ningún bolito de harina cruda escondido por la masa.
  • Formamos una bola y reservamos.
  • Buscamos un recipiente, tipo cacerola que pueda meterse al horno. No hace falta que tenga tapa aunque si os aconsejo que sea de poco diámetro la base para que el pan no salga muy plano y grande. Es mejor pequeño y regordete porque la miga está muy rica.
  • Con ayuda de un pincel pintamos la superficie interior de la cacerola con un poquito de aceite de oliva..
  • Metemos la bola de masa y si queremos hacemos unos cortes con un cuchillo muy afilado o una cuchilla de panadero que le dará un toque diferente al pan.
  • Horneamos 30 minutos a 220ºC con calor arriba y abajo.
  • Abrimos el horno, cubrimos con papel de aluminio y horneamos 10 minutos más con calor arriba y abajo y ventilador.
  • Sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla antes de devorarlo. Os aseguro que aguanta entre 3-4 días sin ponerse duro.

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *