Bolitas crujientes de pavo y boniato

Hola de nuevo!

Una semana más tenemos receta nueva en el blog. Hoy os propongo otro snack pero esta vez con carne. Ideal para reunión de amigos, lo podemos preparar con anterioridad y en el momento hornear y ¡listo! Y encima sanote, ¡que no se diga!. En muchas ocasiones nos juntamos con amigos y no vemos posibilidades más allá de sándwich, pizza o patatas de bolsa. Existe un mundo maravilloso de snacks sabrosos y sanos que estoy dispuesta a descubriros.

Esta semana preparamos «Bolitas crujientes de pavo y boniato»

Ingredientes (23-25 bolitas)

  • 1 solomillo de pavo
  • 1 boniato
  • Sal
  • Pimienta negra

Para el rebozado

  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de pimentón (picante o dulce según el gusto)
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • ½ cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 tacita de Panko (pan rallado japonés), pan rallado o harina de almendra

Elaboración

  • Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
  • Pelamos el boniato y lo cortamos en cubitos.
  • Lo metemos al microondas durante 5 minutos para que se cocine. Una vez pasado el tiempo lo pinchamos con un cuchillo para ver si está blandito. Si no es así, lo metemos otros 3-4 minutos más hasta que lo esté.
  • En una picadora picamos el solomillo de pavo junto con el boniato hasta conseguir una pasta. Si no tenéis picadora, no es un problema: el boniato al estar blandito podéis machacarlo con el tenedor y el pavo podemos comprarlo picado o tirar de cuchillo y cortarlo en casa muy muy fino.
  • Sal-pimentamos al gusto y formamos una mezcla homogénea con estos cuatro ingredientes.
  • Preparamos el rebozado mezclando todos los ingredientes en un bol.
  • Con ayuda de una cucharilla vamos cogiendo porciones de masa y formando bolitas. Al ayudarnos de una cucharilla cogeremos siempre una cantidad parecida y las bolitas nos quedarán del mismo tamaño. Si las hacéis muy gordas corréis el riego de dejarlas crudas por dentro al cocinarlas poco tiempo o de que se queden secas por afuera al cocinarlas demasiado tiempo. Además, que el tamaño cucharilla es ideal para obtener una bolita del tamaño de un bocado.
  • Pasamos las bolitas de una en una por el rebozado y colocamos sobre un papel de horno en una bandeja de horno. Tener en cuenta que no es un rebozado al uso porque no usamos huevo, así que debéis aseguraros de que todo el rebozado se ha quedado bien adherido.
  • Todos estos pasos anteriores podéis prepararlos antes de que lleguen vuestros invitados.
  • Horneamos 20 minutos a 180ºC con ventilador.
  • Lo ideal es comer las bolitas al momento ya que el rebozado estará crujiente. Si dejáis pasar el tiempo acaba blandito.
  • Podéis acompañar los bocaditos con una salsa de queso, mayonesa con sabor ajo, salsa brava, …

Hasta la próxima!

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *