Chipirones en su tinta

Hola de nuevo!

Tras el parón de Navidad de dos semanas volvemos a la carga. Esta vez con una receta de cocina básica. De las de toda la vida.

Nos vamos a chupar los dedos, seguro, y encima es una receta sana ya que no lleva ningún alimento procesado ni mucha cantidad de grasa. Ideal para estos días en los que estamos intentar compensar los excesos navideños.

Eso sí: a todo aquel que le guste mojar pan… ¡no me hago responsable de la cantidad que vais a “picar”! Esta semana preparamos: «Chipirones en su tinta»

Ingredientes:

  • 1kg de chipirones
  • 2 cebollas pequeñas
  • 10 cucharadas de salsa de tomate (casera a poder ser)
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharilla de tinta de calamar
  • 1/2 vasito de vino blanco
  • Sal
  • 2 cucharaditas de café de albahaca seca
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Agua (opcional)

Elaboración:

  • Una vez tengamos limpios los chipirones, los cortamos en trozos de bocado. Yo los abrí por la mitad y los corté en 4 porque no eran muy grandes, quizás os valga cortar en dos o necesitéis más. Para limpiarlos les quité las tripas y la espina central. Les quité la piel externa y corté los tentáculos por debajo de los ojos.
  • Pelamos y picamos las cebollas y los ajos muy finos.
  • En una cacerola ponemos 2 cucharadas de aceite de oliva virgen a calentar, una vez listo, agregamos las cebollas y los ajos picados y dejamos pochar a fuego lento unos 10 minutos.
  • Agregamos la salsa de tomate, el vino blanco subimos le fuego para ayudar a evaporar el alcohol. En caso de no tener salsa de tomate os aconsejo, antes de usar salsa tipo “Orlando” que compréis dos tomates frescos y los piquéis en cuadraditos.
  • Salamos al gusto y dejamos cocinar conjuntamente otros 10 minutos.
  • Una vez tengamos la salsa cocinada la pasaremos por la batidora y la volveremos a poner al fuego junto con la tinta de calamar. Personalmente me gusta más la batidora que el chino porque consigo salsas más finas pero es algo personal, vosotros hacerlo como más os guste.
  • Ya tenemos la salsa terminada, sólo nos queda cocinar los chipirones.
  • Al ser chipirones, la carne es finita comparada con un calamar o pota y no necesitamos usar una olla exprés. Agregamos los chipirones cortadicos a la salsa y si vemos necesario añadimos un poquito de agua. El añadir o no agua dependerá del agua que tenga vuestra salsa de tomate y la propio agua que suelten los chipirones. Yo por ejemplo añadí medio vasito de agua.
  • Agregamos la albahaca seca cuando estemos cociendo los calamares. Podéis sustituirla por fresca si tenéis a mano, pero yo no tuve esa suerte.
  • Dejaremos cocer a fuego lento unos 20 minutos hasta que tengamos el chipirón blandito y la salsa espesa.
  • Os aconsejo probar la salsa para ver el punto de sal ya que en mi caso con la sal inicial que puse en las verduras fue suficiente.
  • Servir caliente, con un poquito de albahaca por encima si os gusta, y os aconsejo comer de un día para otro ya que a mi parecer están más ricos.

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *