Carne guisada con patatas

Hola de nuevo!

Esta semana, y a punto de cerrar el año, os traigo una receta de puchero de toda la vida. Estos días son días de juntarse con la familia y de comer bien… bien… ¡A veces de formas desmesuradas diría yo!

Seguramente en muchas casas haya un guiso tradicional, y con mucha probabilidad uno muy parecido a este. Yo os paso mi versión y aprovecho para desearos ¡¡¡FELIZ Navidad!!! Ya sólo nos queda una receta más para acabar 2018.

Esta semana preparamos: “Carne guisada con patatas”

Ingredientes

  • 400gr de carne de ternera para guisar
  • 1 cebolla mediana para guisar
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 2 patatas medianas
  • Harina
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Pimentón dulce
  • Aceite
  • Agua

Elaboración

  • Limpiamos la carne de todas las betas o grasa que pueda traer. Importante compara carne de calidad para que el guiso no nos quede duro.
  • Cortamos la carne en trozos de bocado, esto hará que se cocine antes y sea más cómodo de comer.
  • Pelamos las zanahorias y la cebolla y las cortamos en trozos grandes. A mí me gusta pasar la salsa por un chino para que quede fina, por eso pongo la verdura grande. Si no so gusta pasar por el chino, os aconsejo cortarla finica.
  • Pelamos los ajos y los partimos en dos.
  • Ponemos 3 cucharadas de aceite en la olla exprés. Primero usaremos la olla como si de una cacerola normal se tratase, para que todos los jugos se queden en el guiso y no perdamos sabor.
  • Salpimentamos la carne y la pasamos por harina retirando bien el excedente. Al pasarla por harina y freírla conseguiremos sellar mejor la carne y que los jugos se queden dentro ya que se formará una costra alrededor. La capa de harina debe ser muy fina, por eso debéis retirar bien el excedente. Yo sueleo sacudir la carne entre las manos para que caiga la harina sobrante. La harina que abrove la carne nos ayudará después a conseguir una salsa espesa sin necesidad de hervir durante mucho tiempo o añadir mucha harina a la salsa, yo en realidad no uso más harina que esta del “enharinado”.
  • Freímos la carne en el aceite hasta que los trocitos estén dorados por fuera. Nos interesa un fuego fuerte que dore por fuera pero no cocine por dentro de la carne.
  • Una vez dorada, la retiramos a un plato y reservamos.
  • En ese mismo aceite donde hemos freído la carne, agregamos un poco más si es necesario, añadimos las verduras y las sofreímos unos 3-4 minutos.
  • Cuando tengamos la verdura un poco sofrita agregamos la carne junto con el jugo que habrá soltado en el plato (eso es sabrorrrr) y cubrimos de agua hasta sobrepasar 2-3 dedos el contenido sólido de la olla.
  • Añadimos entonces las hojas de laurel, media cucharadita de pimentón dulce y una cucharadita de sal. Tener en cuenta que hasta este momento sólo hemos salada la carne.
  • Cerramos la olla y dejamos hervir, a fuego medio una vez suba la válvula, unos 30 minutos. El tiempo dependerá mucho del tamaño de los trozos y de la dureza la carne. En mi caso 30 minutos fueron más que suficientes. También tenéis que tener en cuenta que, pasados los 30 minutos de cocción en olla, tendremos una cocción lenta después y ahí la carne aún se cocinará unos minutos más.
  • Cuando hayan pasado los 30 minutos, retiramos del fuego y dejamos enfriar hasta que podamos abrir la olla.
  • Mientras tanto, pelamos las patatas y las cortamos en trozos del tamaño de un bocado.
  • Con la olla ya abierta, sacamos la carne y retiramos las hojas de laurel.
  • Pasamos las verduras y el caldo por un chino para picar finas las verduras. Si veis que tenéis mucha agua tras la cocción, antes de pasar por el chino retirar un poco de caldo. Este caldo no lo tiréis hasta que no hayáis finalizado el guiso, por si tenéis que añadirlo después.
  • A mí me gusta que la salsa quede muy fina, por eso paso dos veces la salsa por el chino.
  • En una cacerola normal, ponemos la carne junto con la salsa y las patatas que habríamos pelado y cocinamos a fuego bajo-medio.
  • Dejaremos a fuego lento hasta que las patatas estén cocidas y la salsa haya espesado.
  • Si veis que tenéis mucha salsa líquida para reducir, no echéis las patatas en este momento si no dejar unos 10-15 minutos la salsa espesando y luego agregar las patatas.
  • Probar la salsa y rectificar de sal si hiciese falta.
  • Acordaros de servirlo con muuuuuuuuuuuuuucho pan proque la salsa es de las de mojar. Yo como veis en la foto, directamente lo presenté en bocata.. para qu eno falte pan!

Hasta la próxima!

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *