Brownie de remolacha

Hola de nuevo!

Esta semana volvemos con una receta un tanto curiosa. Viendo el ingrediente principal, remolacha, y el nombre de la receta, brownie, puede que no os case mucho una cosa con la otra, pero os animo a prepararlo ya que os puede sorprender el sabor.

Esta semana cocinamos: “Brownie de remolacha”

Ingredientes:

  • 400gr de remolacha cocida
  • 2 huevos L
  • 50gr de panela o edulcorante al gusto
  • 100gr de chocolate 70%
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/4 taza de harina integral
  • 1/4 taza de harina de garbanzos
  • 1/2 taza de cacao en polvo desgrasado
  • 1/2 taza leche
  • 1 cucharada sopera de esencia de vainilla
  • Nueces para decorar (opcional)

Elaboración:

  • Precalentamos el horno a 185ºC con calor arriba y abajo.
  • En una picadora ponemos la remolacha cocida y pelada cortada en trocitos. Picaremos hasta conseguir un puré.
  • Metemos el chocolate 70% troceado en un cuenco al microondas, con golpes de calor de unos 30 segundos cada vez, hasta conseguir que esté completamente derretido. También podéis hacerlo al baño maría.
  • En un bol, agregaremos todos los ingredientes y removeremos con unas varillas hasta conseguir una mezcla homogénea sin grumos. Importante que no se nos queden bolitos de harina sin disolver.
  • En un recipiente apto para el horno colocamos papel vegetal para evitar que se nos pegue el brownie al molde (podemos engrasar el molde en vez de usar papel).
  • Vertemos la mezcla al molde. Si queremos, antes de meter al horno podemos ponerle unas nueces por encima para decorar.
  • Horneamos durante unos 20-25 minutos.
  • Es necesario ir mirando el brownie a partir de los 20 minutos, pinchando con un palillo ya que dependerá del tamaño del molde y de lo grueso que os haya quedado el que esté cocinado antes o después.
  • En mi caso con 25minutos fueron suficientes, ya que el brownie sólo tenía 1cm de grosor aprox.
  • Lo más importante para esta receta es tener la paciencia suficiente para esperar toda una noche antes de probarlo. Os lo aconsejo encarecidamente ya que, si no esperamos, el sabor a remolacha será muy intenso y puede resultar un poco pesado. Si lo dejamos reposar toda una noche, los sabores se asientan y está delicioso.

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *