Crujiente de calabacín

Hola de nuevo!

Hoy os propongo una receta de aprovechamiento, rápida e ideal para un snack antes de una cena.

Esta semana preparamos “Crujiente de calabacín”

Ingredientes

  • Rodajas de calabacín de unos 2-3 mm de grosor
  • Pasta filo
  • Jamón serrano
  • Queso rallado al gusto
  • Pimienta negra

Elaboración

  • Precalentamos el horno a 200ºC calor arriba y abajo.
  • Deberemos tener el calabacín cocinado a la plancha y templado o frío. Esta receta es ideal para cuando nos sobra de otra receta algún ingrediente como por ejemplo de la receta “Tartaleta de calabacín”
  • Cortamos tiras de pasta filo y creamos con 6 tiras una estrella. Os aconsejo coger más de una capa por tira ya que la pasta filo es muy muy fina y si queremos que resista alguna doblez y peso es mejor poner dos o tres capas.
  • Colocamos en el centro de la estrella la rodaja de calabacín junto con un poquito de jamón serrano. Al usar jamón y queso yo no veo necesidad de añadir sal a la receta, pero si queréis añadirla adelante.
  • Cerramos la estrella doblando sobre el calabacín las diferentes tiras.
  • Volteamos dejando la parte de las tiras que cierran hacia abajo y ponemos en la parte de arriba un poquito de queso rallado y una pizca de pimienta negra molida.
  • Pasamos las elaboraciones a una bandeja de horno, mejor si ponemos papel vegetal ya que el queso al derretirse puede manchar la bandeja y será difícil de limpiar.
  • Horneamos unos 10 minutos hasta que veamos que la pasta empieza a dorarse. Como el calabacín esta cocinado no necesita más tiempo.
  • Servimos calientes, podemos poner alguna salsa de acompañante (soja, mayonesa, curry,…) aunque solas están muy ricas.

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *