Lasaña de pollo al curry

Hola de nuevo!

Una semana más estamos de vuelta. Hoy toca receta de aprovechamiento. Hace poco os puse la receta de mi primer pollo al horno. Como era de esperar un pollo para dos da para mucho y hoy os propongo aprovechar las pechugas asadas. Las pechugas suelen ser de esas cosas que las amas o las odias, y para darles un aporte extra de jugosidad la receta de hoy es ideal.

Hoy preparamos “Lasaña de pollo al curry y verduras”:

Ingredientes (2 raciones)

  • 1 pimiento verde
  • 1/2 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 pechuga de pollo asada
  • 8 cucharadas de salsa de tomate
  • 1 cucharada de harina
  • 500 ml de leche
  • 6 placas de pasta para lasaña (en mi caso eran precocidas y no hacía falta ni hervir ni remojar antes de usar)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Pimienta blanca
  • Curry en polvo (opcional)
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Queso mozzarella para gratinar

Elaboración

  • Picamos fino la cebolla, el pimiento y la zanahoria.
  • En una sartén, ponemos un par de cucharadas de aceite y pochamos la verdura.
  • Cuando tengamos la verdura lista, agregamos 4 cucharadas de salsa de tomate y cocinamos.
  • Tras unos minutos donde veamos que el tomate ha reducido, agregamos el pollo desmenuzado y salpimentamos.
  • Añadimos el curry al gusto y cocinamos unos 3-4 minutos. Si nos os gusta el curry, omitir este paso.
  • Retiramos del fuego y reservamos.
  • En un cazo ponemos unas 4 cucharadas de aceite de oliva a calentar a fuego bajo.
  • Agregamos la cucharada de harina y cocinamos unos 3-4 minutos sin que se nos queme la harina a fuego bajo.
  • Añadimos la leche y removemos constantemente durante 10 minutos. Veremos que poco a poco va espesando.
  • Salamos y añadimos al gusto la pimienta blanca y la nuez moscada.
  • Dejamos que hierva unos 5 minutos a fuego bajo y retiramos.
  • Agregamos tres cucharadas de bechamel al relleno de pollo que hemos preparado antes y removemos bien. De esta forma conseguiremos rellenar la lasaña más fácilmente porque se nos habrá formado una pasta consistente.
  • Elegimos un recipiente para hornear la lasaña (en mi caso fue de raciones individuales)
  • Para montar la lasaña, ponemos un par de cucharadas en cada recipiente de salsa de tomate, después colocamos una placa de pasta para lasaña y ponemos una capa de relleno. Repetimos colocando una placa de pasta encima y una capa de relleno. Tapamos con una placa más de pasta.
  • Para acabar, colocamos una fina capa de bechamel y cubrimos con queso por encima para gratinar.
  • Horneamos a 200ºC durante unos 10 minutos y luego 5 minutos para gratinar a 250ºC. Si nuestras placas son precocidas, hay que darles tiempo a que se humedezcan para que no queden duras. Si vuestras placas son de las que hay que hervir o remojar con que gratinéis 5 minutos, para que se dore el queso, es suficiente.

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *