Cotton cheesecake o tarta de queso japonesa

Hola de nuevo!

Esta semana os traigo una receta que probablemente hayáis visto ya mil veces en redes sociales. Estuvo muy de moda hace un tiempo y era una de las recetas de mi “Lista de pendientes”. Pues ya está aquí, jugoso y esponjoso como me esperaba y con un sabor muy rico

Esta semana preparamos “Cotton cheesecake o tarta de queso japonesa”:

Ingredientes:

  • 75 ml de leche entera
  • 2 huevos grandes
  • 170 gr de queso crema (tipo Philapelphia)
  • 20 gr de Maizena
  • 25 gr de harina
  • 70 gr de azúcar
  • Azúcar glass para decorar

Elaboración:

  • Ponemos el horno a precalentar. Calor arriba y abajo a 130ºC.
  • Cogemos dos boles y separamos las claras de las yemas.
  • En el bol donde tengamos las claras, las montaremos con ayuda de unas varillas eléctricas. Cuando empiecen a espumar añadimos 50gr de azúcar y terminamos de montar hasta que queden muy firmes.
  • En el otro bol añadiremos el resto de azúcar (20gr) y montaremos las yemas hasta que blanqueen. Sabremos que están listas cuando hayan doblado su tamaño y tengan un color tirando a blanco. Usamos las varillas eléctricas también.
  • En este bol de las yemas blanqueadas añadiremos el queso crema junto con la leche. Os aconsejo que el queso crema esté a temperatura ambiente para que sea más fácil mezclar. Batiremos con ayuda de las varillas eléctricas para que no pierda volumen.
  • A esta mezcla anterior le agregaremos la harina y la Maizena tamizadas de poco en poco y removiendo con unas varillas manuales para que no queden grumos.
  • Por último, añadiremos a la mezcla anterior las claras montadas en tres veces y con movimientos envolventes para que no se pierda el aire.
  • Veréis que soy muy pesada con lo del aire, pero tener en cuenta que esta receta no lleva levadura ni gaseosa o bicarbonato y que la esponjosidad del bizcocho depende de la cantidad de aire que le vayamos metiendo a la masa.
  • Forramos un molde con papel vegetal para que sea más sencillo el desmoldar. Si vuestro molde es desmoldable os aconsejo que lo forréis por fuera con papel de aluminio.
  • Preparamos una bandeja con agua caliente y sumergimos el molde en ella. El agua debe llegar a la mitad del molde. El papel de aluminio es para que no se filtre el agua en los moldes desmoldables.
  • Cocemos al horno al baño maría a 130ºC durante 30 minutos. Pasado este tiempo subimos a 150º y horneamos 20minutos más.
  • Para comprobar que el bizcocho está listo pinchar con un palillo o un cuchillo y si sale limpio es que está cocinado.
  • Dejamos enfriar unos 5 minutos y desmoldamos para dejar enfriar completamente.
  • Si queréis podéis espolvorear un poco de azúcar glass por encima.

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *