Cookies con chips de chocolate

Hola de nuevo!!

Esta semana traigo una receta un tanto especial para mí. Sé que muchos leerán el título y dirán “pues son unas galletas sin más” pero en realidad son unas galletas con historia. La receta me la he traído conmigo desde Nueva Zelanda. Una mujer encantadora me pasó su receta escrita a mano, después de que probásemos sus cookies para desayunar en aquel jardín lleno de flores y supiésemos que sin esa receta no nos íbamos de allí. En la receta veréis un ingrediente extraño que es el que usaba la señora y el que yo me traje en la maleta, pero al laso so pongo la sustitución que podréis usar si no lo encontráis.

Esta semana preparamos “Cookies con chips de chocolate”:

Ingredientes 16-18 cookies:

  • 175 gr de mantequilla sin sal
  • 175 gr de harina
  • 50 gr de azúcar glass
  • 50 gr de custard powder, es un preparado para pudin con aroma a vainilla (sustituible por 45gr de maicena y una cucharada de esencia de vainilla)
  • 100 gr de chips de chocolate (yo usé de chocolate negro)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla líquida

Elaboración:

  • Comenzamos precalentando el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  • En un bol mezclamos el azúcar junto con la mantequilla y la esencia de vainilla. Os recomiendo que la mantequilla esté fría para que podáis manejarla mejor. Para mezclarlo os aconsejo ayudaros de un tenedor.
  • Agregamos la harina, el custard powder y las chips de chocolate y mezclamos.
  • Cuando tengamos una mezcla uniforme hacemos pelotas de 30-35gr con las manos. Si la mantequilla está fría la masa no estará muy pegajosa.
  • Colocamos las pelotas sobre una bandeja de horno con papel vegetal o engrasada.
  • Aplastamos cada bola con ayuda de un tenedor, con esto conseguiremos la forma que veis en la imagen.
  • Metemos en la nevera hasta que el horno esté caliente.
  • Horneamos 20 minutos a 180ºC, recordar que cada horno es un mundo por lo que ir echando un vistazo de vez en cuando. Las galletas estarán listas cuando el borde comience a dorarse. No nos interesa que se dore toda la cookie ya que quedan más jugosas si están blanquitas.
  • Dejamos enfriar en una rejilla y listas para comer!

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *