Arepas ibéricas

Hola de nuevo!

Una semana más os traigo una receta nueva. Esta vez una combinación de recetas, una fusión entre cocina colombiana, venezolana y española. Estamos muy acostumbrados al bocata de jamón y queso pero… ¿Qué tal si le damos una vuelta y cambiamos el pan?

Esta semana preparamos: “Arepas ibéricas”:

arepas

Ingredientes (8 arepas):

  • 1 vaso grande de agua templada
  • 1 vaso grande de harina de maíz precocida
  • 1 cucharadita de sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Jamón Ibérico finamente cortado
  • Queso (en mi caso un Idiazabal que estaba de muerte!)

Elaboración:

  • En un bol añadimos el agua templada, la harina y la cucharadita de sal.
  • Con ayuda de las manos mezclaremos los ingredientes hasta conseguir una masa uniforme que no se pegue.
  • Repartiremos la masa en ocho porciones iguales e iremos haciendo bolitas.
  • Trabajaremos cada bolita por separado. Aplastaremos las bolitas hasta formar un disco de un grosor aproximado de medio centímetro. Para ello os debéis ayudar de la palma de la mano. Os aconsejo trabajar sobre una tabla de madera.
  • Cuando tengáis todos los discos listos estaréis listos para cocinarlos.
  • En una sartén antiadherente ponemos unas gotitas de aceite de oliva y con ayuda de un pincel lo extendemos por la sartén. Si no tenéis pincel, con un papel absolvente de cocina podéis hacerlo sin problema.
  • Cuando la sartén esté caliente añadimos las arepas. Según el tamaño de la sartén podréis cocinar de una en una o de dos en dos.
  • El fuego debe estar medio-alto. Hay que cocinar las arepas unos 3-4 minutos por cada lado y darle la vuelta un par de veces.
  • Sabréis que están listas cuando empiecen a inflarse y estar crujientes.
  • Cuando las saquéis de la sartén si queréis que el queso se derrita en el interior os aconsejo abrirlas enseguida con un cuchillo por el borde. Rellenáis de jamón y queso y servís.

Sugerencias

  • Las arepas son un tipo de pan por lo que también son ideales para acompañar cualquier plato, no es necesario rellenarlas. De hecho en sus países de origen, no se rellenan.
  • Si os gusta la idea de rellenarlas, como siempre os digo… Liberarla imaginación y elegir el relleno que más os guste.

Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *