Pastel de jamón y queso gratinado

Hola de nuevo!

esta semana una receta de comida rápida casera. A veces se nos presentan invitados en casa y tenemos poco más que pan, queso y jamón. Con esta receta os doy una idea de preparación que no os llevará más de 30 minutos de preparar. Ideal para una cena o para llevar de picnic.

Esto fue lo que me pasó, tenía que preparar algo rápido para llevar a una comida inesperada y tiré de nevera para no tener que bajar a comprar. Conté en este caso con la ayuda de mi hermana, así que parte del resultado se lo debo a ella. Como podréis ver, una receta resultona y muy muy muy fácil.

Esta semana hacemos: “Pastel de pollo, jamón y queso gratinado”:

img_9539-copiar

Ingredientes (4 personas)

  • 8 rebanadas de pan de molde
  • 8 lonchas de jamón york/jamón de pavo
  • 8 lonchas de jamón serrano
  • 6 rebanadas de queso para fundir
  • 12 cucharadas de salsa de tomate
  • 2 cucharadas de harina de trigo colmadas
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 1 litro de leche entera
  • 50 gr de queso rallado (tipo Emmenthal o mozzarella)
  • Sal
  • Pimienta blanca molida
  • Nuez moscada rallada
  • Mantequilla

Elaboración

  • Ponemos el horno a calentar : calor arriba y abajo a 200ºC. De esta forma para cuando tengamos montado el pastel, ya lo tendremos listo para hornear.
  • En un cazo ponemos el aceite de oliva a calentar a fuego suave.
  • Una vez esté caliente añadimos la harina y removemos con ayuda de unas varillas. Debemos cocinar la harina unos 5 minutos, a fuego suave, ya que si no la bechamel tendrá sabor a harina cruda.
  • Cuando esté lista la harina añadimos la leche y removemos. Al principio nos parecerá que está muy líquido pero ya veréis como poco a poco espesa. Debéis remover con las varillas con energía.
  • Agregamos sal, pimienta blanca molida y nuez moscada en polvo al gusto y removemos.
  • La bechamel para que esté bien rica, debe hervir a fuego suave unos 15 minutos. Deberéis estar atentos, ya que es una salsa que tiende a pegarse en el fondo muy fácilmente. Remover bastante a menudo con ayuda de las varillas. Cuando esté lista retiramos del fuego y reservamos.
  • Ahora vamos con el montaje del pastel. Debemos seleccionar un molde alto, son ideales los moldes para cocinar pan de molde o plum-cakes aunque si no tenéis podéis montarlo en uno de tarta.
  • En primer lugar cogeremos un poquito de mantequilla y lo extenderemos por todas las paredes y fondo del molde, con ayuda de las manos. Esto nos ayudará a que no se quede pegado el queso o la bechamel.
  • Colocamos la primera capa en el fondo del molde poniendo dos rebanadas de pan de molde. El pan puede ser con o sin corteza, como más os guste.
  • Untamos cada rebanada de pan con dos cucharadas de salsa de tomate.
  • A continuación colocamos dos lonchas de jamón york, dos rebanadas de queso para fundir y por último dos lonchas jamón york.
  • Rematamos la capa con cuatro cucharadas colmadas de bechamel.
  • Repetimos este proceso dos capas más: la del medio con jamón serrano y la última con jamón de york.
  • Cubrimos toda la parte superior del pastel con bechamel y por último con el queso rallado.
  • Horneamos a 200º unos 10 minutos y luego gratinamos hasta que el queso esté bien doradito.

Sugerencias

  • Este pastel puede ser en frío sustituyendo la bechamel por mayonesa. También podíamos poner palitos de cangrejo, atún, huevo duro. Se podría hacer un pastel vegetal.
  • Si os gusta más en versión caliente, os sugiero cambiar el jamón york por una pechuga pollo muy finita o por un filete de lomo muy finito.
  • También podéis elevar el nivel calórico del pastel cambiando el jamón con bacon finito y untando un poquito el pan con mantequilla. Esto ya para los más goloso….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *