Bocata de revuelto de setas y ajos frescos

Hola de nuevo,

hoy os traigo el primer bocata del blog. El término bocata hace mención a ese concepto que mucha gente conoce como “trozo de pan con lo que tengas por ahí en casa, metido dentro”. Pues bien, hasta los más distinguidos cocineros tienen libros de cocina con recetas de bocatas, y este blog no podía ser menos!

Yo os propongo un bocata jugoso, que también puede comerse sin pan, y que os hará salivar sólo de verlo!

Esta semana “Bocata de revuelto de setas y ajo¡etes frescos”:

Bocata de revuelto de ajos y setas

Ingredientes (4 personas):

  • 4 huevos grandes
  • 1 manojo de ajos frescos (unos 12 ajetes)
  • 150gr de setas (las que más os gusten)
  • Aceite
  • Sal
  • Pan

Elaboración (15-20 minutos):

  • Limpiamos los ajetes de los restos de tierra que puedan traer y los cortamos en finos trocitos.
  • Limpiamos las setas con un trapo húmedo y las laminamos. Recordar que setas y hongos es mejor si no las limpiamos debajo del grifo.
  • En una sartén ponemos a calentar dos cucharadas de aceite.
  • Cuando esté listo el aceite, incorporamos los ajos y los freímos a fuego medio.
  • Cuando empiecen a dorarse todos, agregamos las setas laminadas y freímos a fuego fuerte durante unos 3-4 minutos.
  • Salamos al gusto.
  • Con las setas ya listas, apagamos el fuego y agregamos los cuatro huevos sin batir, directamente a la sartén. Con ayuda de una cuchara de madera removemos para romper el huevo, pero sin llegar a batirlo como cuando hacemos tortilla.
  • El huevo podemos cocinarlo al gusto, normalmente para un revuelto no se deja cuajar del todo y la textura final es más bien melosa. Al tener el fuego apagado podemos controlar mejor nuestro resultado y conseguir la textura que más nos guste.
  • Por último, cortamos el pan a la mitad y rellenamos. El revuelto es mejor servirlo caliente.

Sugerencias

  • Como siempre decimos, hay mil posibilidades para cada receta. En este caso las setas nos brindan una gran oportunidad para encontrar mil variantes: setas shitake, robellón, hongo, setas de cardo,…
  • Y los ajetes los podemos sustituir por cebolla, chalota, puerro,…
  • El pan también nos puede aportar muchísimo: desde una baguette a un pan payés.

Hasta la próxima!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *