Bizcocho de calabaza y canela

Hola de nuevo!!

Esta semana seguimos con la calabaza a vueltas. Nunca la había probado en un plato dulce pero la verdad es que aporta un sabor especial y diferente. En la repostería americana o inglesa es muy común el uso de verduras como la calabaza o la zanahoria, yo tenía ganas de probarlo y aquí está el resultado. Experimentar no está nada mal sobre todo en la cocina, y en este caso el resultado fue muy muy bueno.

Poneros los mandiles que esta vez os propongo “Bizcocho de calabaza y canela”.

bizcocho de canela y calabaza

Ingredientes:

  • 300gr de calabaza sin piel ni pepitas
  • 200gr de azúcar blanca
  • 250gr de harina
  • 4 huevos medianos
  • 1 vaso de aceite de oliva suave
  • 1 sobre de levadura química (Royal)
  • ½ cucharadita de canela en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de mantequilla o aceite para engrasar molde
  • 1 cucharada de harina para engrasar molde

Elaboración:

  • Primer paso, como siempre que utilizamos el horno, precalentamos el horno a 180º
  • Troceamos la calabaza en pequeños cubitos.
  • Ponemos la calabaza en un plato y la metemos al microondas durante 5 minutos para que se ponga blandita.
  • Una vez la calabaza está lista, la trituramos con un tenedor y reservamos. Si veis que con el tenedor no os queda muy bien, utilizar la batidora o un chino sin problemas.
  • Separar las yemas de las claras.
  • Mezclamos las yemas junto con el azúcar, la calabaza, el aceite, la canela, la pizca de sal, la levadura y la harina. Removemos hasta que consigamos una masa uniforme. Si queréis podéis tamizar previamente la harina junto con la levadura.
  • En otro bol, montamos las claras a punto de nieve.
  • Cuando las claras estén montadas, las agregamos a la mezcla anterior con movimientos envolventes para no bajar las claras.
  • Lo siguiente será engrasar el molde. Primero untamos bien todas las paredes del molde y después espolvoreamos harina.
  • Rellenamos el molde con la masa y horneamos a 180ºC durante 30-40 minutos.El tiempo como siempre, dependerá del tipo del molde y de vuestro horno. Si a los 30 minutos pincháis con un palillo y veis que no está cocinado pero sí dorado, poner un papel de aluminio por encima y seguir horneando hasta que esté bien hecho por dentro.
  • Retirar del horno y dejar enfriar antes de desmoldar.

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *