Pintxos morunos caseros

Hola de nuevo!

Esta semana os propongo un plato de carne. Algo que podemos preparar con antelación, incluso congelar, y en el último momento freír o asar en una barbacoa.

Hay muchos bares de pintxos que tienen su propia versión y yo cómo no, yo he preparado la mía personalizada a mi gusto. Veréis, al final de la entrada de hoy, sugerencias para cambiar un poco el sabor y/o acomodar el resultado a vuestro gusto.

Estos pintxos se pueden comprar ya preparados en muchas carnicerías y supermercados, yo os aconsejo que los preparéis en casa porque no os va a llevar mucho tiempo y podéis controlar el tipo de carne que coméis. No quiero decir que vuestro carnicero os vaya a engañar seguro, pero es más fácil el “encubrir” trozos de carne con mayor grasa por ejemplo si los compráis ya hechos que si lo hacéis en casa.

Sin más entretenimiento, hoy cocinamos “Pintxos morunos caseros un pelín picantes”

pintxos morunos caseros

 

Ingredientes (4 personas):

  • 500gr Lomo de cerdo (en mi caso era lomo de dos colores que es un poquito más jugosos y un trozo entero, pero podéis pedir también de un color y filetes gordicos)
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 1 cucharadita de pimentón picante
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta blanca
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de tomillo

Utensilios

  • Recipiente para macerar
  • Cuchillo
  • Tabla de cortar
  • Cucharilla de café
  • Sartén palillos de madera largos
  • Papel Film

Elaboración

  • Limpiamos el trozo de carne de la grasa que pueda tener alrededor.
  • Cortamos el taco de lomo en filetes de 1-1.5cmm de grosor, si habéis comprado un trozo entero.
  • De esos filetes sacamos trocitos de carne cuadrados de 1-1.5cm. Reservamos.
  • En el recipiente mezclamos el resto de ingredientes hasta que se hayan integrado bien.
  • Introducimos la carne y removemos hasta que toda ella esté rodeada del preparado anterior.
  • Dejamos macerar (que coja el sabor la carne) al menos 4 horas tapando el recipiente con papel film y en la nevera. Yo suelo prepararlo la noche anterior.
  • Una vez haya macerado, ponemos cuatro o cinco trocitos de carne en un pintxo de madera. Así hasta completar toda la carne.
  • Para freír ponemos un poquito de aceite en una sartén y cuando esté caliente introducimos la carne.
  • Vamos girando los pintxos hasta que estén dorados por todos sus lados.
  • Retirar y servir.

Sugerencias

  • La carne puede sustituirse por pechuga de pollo o pavo. Son carnes blancas que tienen un tiempo de cocinado próximo.
  • En cuanto a las especias: si usáis los ingredientes que yo os he propuesto, saldrán un pelín picantes. Tampoco mucho…
  • Si es para comer con niños y no queréis picante, sustituir el pimentón picante por pimentón dulce y echar menos cantidad de pimienta negra.
  • Si no queréis utilizar tanto aceite en la elaboración, podéis sustituir la mitad de las cucharadas de aceite por cucharadas de yogur natural.
  • Si os gusta mucho el picante os doy la idea de utilizar este aceite para freír ya que potenciará el picante.
  • Para congelar, podéis hacerlo ya directamente con la carne en los pintxos. Eso sí, os aconsejo congelar os pintxos primero extendidos y una vez estén congelados los juntáis para que el día que vayáis a consumirlos podáis descongelar el número que queráis. Si no los separáis, se os congelarán en “pack”
  • Las cuatro horas son aproximadas, si no queréis esperar tanto no pasa nada. Freír los pintxos con un poquito del aceite del macerado para conseguir más sabor.
  • Por último comentar que está receta también puede cocinarse a la brasa pero cuidado no se os quemen los pintxos de madera, para estos casos es mejor usar de metal.

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *