Patatas rancheras con bacon y queso (tipo fosters)

Hola de nuevo,

¿Alguna vez habéis ido a un restaurante y habéis dicho “Ojalá pudiera hacer este plato en casa”?

Pues bien, a mí aparte de que me ocurre con casi todos, siempre he tenido fijación con un plato en especial. Son esas patatas con queso y bacon que sirven en numerosos restaurantes (y en cada uno de ellos tienen nombres distintos, para ser exactos suele ser el del restaurante en cuestión… Ejemplo: En el Fosters Hollywood son las Patatas Fosters, y pongo estas de ejemplo porque es más fácil que conozcáis estas que no las patatas Juancho, del bar de debajo de mi casa)

Y sí, diréis ¿unas simples patatas? Ahí reside mi intringuilis, ¡¿Por qué unas patatas así no las puedo hacer yo en casa?! Y lo mejor de todo, ¿¡Por qué casi todos los restaurantes tienen la receta y yo no!?

Pues bien, hace ya tiempo indagando un poco encontré el ingrediente secreto que hace de estas patatas, un plato para mi imposible de no pedir. Y dado que a mí me costó lo mío dar con él, no quiero que a vosotros os ocurra lo mismo. Por ello, aquí está mi receta de esta semana.

2014-04-25 21.51.41

Ingredientes (1 ración):

  • 4 Patatas Grandes
  • 150gr Bacon (tacos o lonchas)
  • 150gr Queso rallado (en mi caso era un paquete de mezcla de 4 quesos rallados)
  • Salsa ranchera (La marca que yo he usado es: KEN’S)
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración:

  • Precalentamos el horno a 180º , calor arriba y bajo.
  • Pelamos las patatas y las cortamos a tiras.
  • En un bol con abundante agua, sumergimos las patatas unos 5-10 minutos para quitarles el almidón.
  • Retiramos el agua y extendemos las patatas en un papel absorbente para quitarles el exceso de agua (paso importante para que no nos salte el aceite después).
  • Ponemos abundante aceite de oliva a calentar en una sartén.
  • Cuando tengamos listo el aceite (si tenéis termómetro para cocina, a unos 180ºC) agregamos las patatas y dejamos que se doren.
  • Una vez doradas las patatas, las sacaremos con ayuda de una espátula a un papel absorbente para quitar el exceso de aceite.
  • Si el bacon lo hemos comprado en lonchas, cortaremos tiras de un centímetro de ancho más o menos.
  • En la sartén que hemos usado para freír las patatas, retiramos parte del aceite dejando aproximadamente una cucharada.
  • Incorporamos el bacon y freímos hasta que quede crujiente.
  • Ahora sólo nos queda hornear, para ello cubrimos el fondo de una fuente con papel vegetal (evitará el tener que limpiar mucho después, 100% aconsejable que el queso es duro de limpiar…)
  • Extendemos las patatas en el fondo, por encima añadimos el bacon, la salsa ranchera al gusto y por último el queso rallado.
  • Hornearemos entre 5-10 min, con la opción de gratinar y una vez que el queso esté dorado, lo sacamos. Ya están listas para servir!

Sugerencias

  • Para quienes sean un poquitín vagonetas podéis sustituir las patatas frescas por congeladas, de esta manera no tendréis que pelar y cortar.
  • Y si ya andáis muy mal de tiempo, o no queréis pringaros friendo, sustituir las patatas por triángulos de maíz tostados (tipo Doritos). Después, añadir el queso y el bacon sin hacer por encima; importante el bacon arriba si queréis que se cocine y se quede crujiente.
  • La salsa ranchera es una salsa que podéis comprar en la mayoría de los supermercados, es necesaria si queréis unas patatas lo más parecidas a las que sirven en restaurantes tipo Fosters, pero podéis omitirla si no os gusta.
  • En el caso de que no queráis usar salsa ranchera, os aconsejo mezclar las patatas y el queso rallado en la fuente de hornear y luego colocar el bacon y un poco más de queso por encima. De esta manera, el queso entre las patatas se derretirá y quedarán más jugosas.

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *