Tempura de verduras

Hola de nuevo!

Empezamos semana con una receta salada sencilla donde las haya.

Hacer bocaditos de tempura es una de las cosas más fáciles de cocinar, sólo hay que tener en cuenta un par de cosas en la preparación y el cocinado y conseguiremos una textura crujiente y poco grasa.

Para dar los primeros pasos en este mundillo de masa volada o masa de fritura o tempura (tiene muchos nombres como podéis ver), os propongo usar verduras.

Demos paso a la Tempura de verduras.

IMG_7269 

Como culturilla gastronómica: “El origen de la palabra tempura es latino aunque intuitivamente asociamos este vocablo con la gastronomía japonesa. El origen de la técnica está un poco disputado: según los historiadores fueron los misioneros jesuitas los que introdujeron esta técnica gastronómica en Japón y después de su expulsión, los lugareños continuaron perfeccionándola. Por otra parte hay chefs japoneses que aseguran que su origen fue a causa de la llegada de Marco Polo a China. Sea como fuere, lo que es cierto es que la tempura es, actualmente, base de la cocina japonesa y ha llegado ya a prácticamente todos los lugares del mundo. Hoy en día existen preparados que nos aseguran una tempura fina y con una textura resultante crujiente. Lo que sí hay que dejar claro es que, en la cocina japonesa, la tempura no lleva sal ya que son las salsas en las que se bañan cada bocado frito las que aportan el toque salado deseado.”

Ingredientes:

  • 250gr-300gr Harina
  • 350ml-400ml Agua fría
  • 1 Huevo
  • 1 Cebolla
  • 1 Pimiento verde
  • 1 Pimiento rojo
  • 1 Puerro
  • 1 Zanahoria
  • Aceite de oliva suave
  • Hielos

Elaboración

  • Pelamos y lavamos bien las verduras.
  • Las cortamos todas ellas en juliana lo más finas posible y reservamos.
  • Preparamos dos recipientes uno mayo que otro. En el recipiente mayor colocaremos unos hielos y un vaso de agua fría. Sobre el primer recipiente colocaremos el segundo y en este haremos la tempura. La idea es que la masa esté lo más fría posible en todo momento.
  • Batimos el huevo y después añadimos el agua. Mezclamos bien estos dos ingredientes y poco a poco vamos incorporando la harina. No interesa que queden grumos pero tampoco interesa batir abundantemente para que no tenga gluten.
  • Ponemos a calentar el aceite a fuego máximo. La cantidad de aceite debe ser suficiente para cubrir completamente todo el bocado. Lo aconsejable es usar un cazo pequeñito para que el gasto de aceite no sea elevado y el tiempo de calentamiento del aceite sea menor. El tipo de aceite al gusto, se puede usar aceite de girasol que no aporta sabor sin ningún problema.
  • Cuando el aceite esté listo (180ºC aprox) incorporamos un puñadito pequeño de verduras variado en la masa. Ccon ayuda de dos tenedores, cogemos las verduras y escurrimos el exceso de masa. Por último incorporamos en el aceite de bocado en bocado, así conseguimos que la temperatura del aceite no baje mucho y quede rápidamente crujiente.
  • Doramos durante 2-3 min y sacamos a un plato con bastante papel absorbente. Es importante quitar el máximo exceso de aceite posible.
  • Entre fritura y fritura intentamos dejar el aceite lo más limpio posible con ayuda de una espumadera o colador, cogiendo los restos que hayan podido quedar.
  • La tempura hay que comerla caliente y recién hecha, ya que con el tiempo pierde textura crujiente. No es aconsejable recalentar en microondas.

Sugerencias

  • Podéis usar todo tipo de verduras y pescados.
  • La carne blanca en pequeños trozos, previamente marinada, también da buenísimos resultados.
  • Para acompañar podéis usar salsa de soja.
  • Otra salsa agridulce muy típica japonesa es: Tres cucharadas de jugo de tomate, dos cucharadas de azúcar, una cucharada de salsa de soja y media cucharadita de pimentón (dulce o picante)

A disfrutar y hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *