Bizcocho de arándanos

Hola de nuevo!

La receta de hoy vuelve a ser un clásico. Ya hemos preparado alguno de estos pero esta vez vamos a “afrutarlo” un poco. Los bizcochos son ricos de por sí, y más si consigues que sean esponjosos. Pero… ¿¿y si son de aquellos que en interior tienen sorpresa?? El de hoy es de esos, hoy os traigo un bizcocho de arándanos.

IMG_7225

Os cuento algo rapidito de los arándanos y nos ponemos a ello: “La familia de los arándanos comprende aproximadamente 250 especies, todas ellas comestibles. El arándano (Vaccinium Myrtillus) es el fruto carnoso del mirtilo, planta que crece silvestre en prácticamente todo el hemisferio norte. Es una planta muy antigua de origen desconocido, aunque se da espontáneamente en el norte de los continentes europeo, asiático y americano. La mejor época para adquirir arándanos en el mercado es al final del verano. Para un mayor periodo de conservación, puede recurrirse a la congelación, a la que se prestan muy bien.”

Ingredientes:

  • 1 yogurt natural
  • 2 medidas de yogurt de azúcar
  • 3 medidas de yogurt de harina
  • 3/4 medida de yogurt de aceite de girasol
  • 1 sobre de levadura
  • 2 huevos
  • 1 limón (usaremos su ralladura y su zumo)
  • 150gr arándanos

Elaboración

  • Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 190ºC
  • Empezamos batiendo los huevos abundantemente. Contra más volumen cojan los huevos, más esponjoso saldrá el bizcocho.
  • Añadimos el yogurt natural y el azúcar, y batimos hasta conseguir una mezcla uniforme.
  • El siguiente paso es incorporar la harina y la levadura tamizadas. Removeremos hasta integrar todo bien.
  • Añadimos por último el aceite, la ralladura de limón y el zumo de limón. Con esto tendríamos lista la masa del bizcocho.
  • Enharinamos los arándanos para que no se nos vayan al fondo del molde en el horneado y los añadimos en el último momento a la mezcla anterior.
  • Si no queréis que los arándanos exploten en la masa, os recomiendo congelarlos unas horas antes e incorporarlos a la masa en último momento. A mí personalmente me gusta que “manchen” el bizcocho con ese color tan característico por lo que no los suelo congelar.
  • Ponemos mantequilla por todo el molde y después harina, para que no se pegue el bizcocho.
  • Horneamos a 190ºC calor arriba y abajo durante 30-45 min. El tiempo de horneado varía en función del molde, del horno y ¡si! también del día.
  • Os recomiendo comprobar a los 30 minutos, introduciendo un palillo, para ver si está hecho por dentro. Si el palillo sale limpio, lo tenemos listo para comer.
  • Si se os dora en exceso y veis que aun le queda tiempo de horneado para terminar de cocer el interior, taparlo con papel de aluminio.

Hasta la próxima!

2 comments

  1. Excelente receta y buen detalle aclarando los distintos puntos sobre todo enharinar los arándanos,ahora mismo la estoy haciendo a ver cómo sale,luego,os comento solo agregué en ves de limón y ralladura otro yogurt de limón y un poco de nata solo porque la tenía en casa abierta,va un medio invento pero armonioso saldrá bueno,abrazo.

    1. Hola Guillermo! espero que saliese delicioso el bizcocho. Me alegra saber que adaptáis las recetas en vuestras casas y que los consejos os ayudan. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *