Pulpo a la gallega

Hola de nuevo!

Hoy traigo una receta de la que, seguro, habéis oído hablar. Muy típica de la zona noroeste de la península ibérica: El “Polbo à feira” o “Pulpo a la gallega”.

Después de una convivencia de casi un año con gallegos y una visita vacacional a sus tierras. Ya tardaba por dejarse caer por aquí. En sí misma, es una receta sencilla y muchos dirán ¿Y por qué no sale siempre bueno? Todo tiene que ver con algo básico: la materia prima utilizada. Intentar comprar pulpo fresco, a poder ser del Cantábrico o Atlántico. Y si con esto y mis indicaciones no sale rico… yo ya no sé qué puede ser.

Preparemos en “Polbo à feira”:

pulpo

“El pulpo a la gallega (en gallego polbo á feira ) es un plato tradicional de Galicia y básico en su gastronomía, aunque su consumo se ha generalizado por toda España. Se trata de un plato festivo elaborado con pulpo cocido entero (generalmente en ollas de cobre) que está presente en las fiestas, ferias y romerías de Galicia y El Bierzo (León), de ahí su nombre: á feira. “

Consejos

  • Para que quede más blando el nervio, se suele congelar unos días antes. Esto es ideal si queremos ser prácticos, ya que podemos comprar el pulpo cuando en el mercado o pescadería esté a buen precio y consumirlo cuando nos apetezca.
  • Las ollas donde se cuecen suelen ser típicamente de cobre, hoy en día no se suele cocinar con este tipo de utensilios. Si queremos cumplir un poco con la tradición, podemos meter algún utensilio, previamente lavado, de cobre en la olla.
  • Las patatas (o cachelos) no son tan típicas, pero a mí personalmente me parecen un buen acompañamiento para el pulpo.

Ingredientes ( 1 ración)

  • 1 pulpo pequeño
  • 2 patatas medianas
  • Sal gorda
  • Pimentón dulce
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 hoja de Laurel

Elaboración

  • Limpiamos el pulpo bien de sus vísceras.
  • Ponemos una olla grande con abundante agua a hervir junto con la hoja de laurel.
  • Cuando rompa a hervir el agua, “asustaremos” al pulpo. Esto es: meteremos el pulpo durante unos segundos y seguidamente lo sacaremos del agua. Así tres veces, con esto conseguimos que la piel no se vaya al cocer.
  • Una vez esté asustado tres veces, lo dejaremos cocer totalmente introducido en el agua. El tiempo de cocción varía en función del tamaño y la procedencia del pulpo. Metemos en este momento las patatas limpias y con piel a cocer en la misma olla.
  • Alrededor de unos 20 min más tarde, pinchamos las patatas con un cuchillo por el centro y si se introduce suavemente es que están cocidas. Sacamos las patatas y reservamos.
  • En mi caso el pulpo estuvo unos 35 min. Como es un poco difícil controlarlo por tiempo, yo os aconsejo que pinchéis la parte más gorda de un tentáculo con un cuchillo para ver si está blando. Cuando creáis que está cocido, sacáis del agua el pulpo y lo dejáis atemperar unos 15min.

Presentación

  • Cortamos el pulpo con una tijera en rodajas de un centímetro de grosor aproximadamente.
  • En la base del plato, colocamos las patatas cortadas en rodajas (podéis quitar la piel o no).
  • Ponemos un poco de aceite de oliva por encima y espolvoreamos un poco de pimentón.
  • Colocamos encima las rodajas de pulpo y salamos con sal gorda, al gusto.
  • Volvemos a poner aceite y pimentón por encima, abundantemente, y servimos.
  • Normalmente se presenta templado, pero eso ya como más os guste.

Como bien podéis ver la elaboración es sencilla, de ahí que la base del plato sea la materia prima que tengamos.

 Hasta la próxima!

One comment

  1. Ese pulpito a la gallega, la verdad es que como gallego que soy, este pulpo no tiene nada que envidiar a los que he visto en las “feiras”. Seguro que está buenísimo. A esperar a la siguiente receta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *