Chipirones a la plancha

Hola de nuevo!

Hoy traigo “pescaito, pescaito” pero no frito!

No hay muchas recetas de pescado por aquí pero poco a poco voy a ver si aumento el número.

Esta vez cocinaremos unos chipirones a la plancha. Si si, así de fácil!!! La receta de hoy es sencilla, y muy muy rica!
chipirones

Como culturilla general algo sobre los chipirones:

“Los chipirones que conocemos nosotros, son calamares de pequeñas dimensiones. Este nombre proviene del País Vasco (txipiron), donde se diferenciaban los pequeños de los grandes con diferentes nombres. Actualemente todos conocemos el término de Chipiron como calamares pequeños. Los téutidos (Teuthida) son un orden de moluscos cefalópodos conocidos vulgarmente como calamares (debido a su “hueso” calcáreo, conocido como pluma o caña = calamus en latín) .

Tienen una concha interna, a diferencia de otros animales similares, como el pulpo, que carecen de ella; y está formada por una pieza delgada y plana unida a su cuerpo.

La mayoría viven un año aunque algunas especies gigantes pueden vivir dos o más años.No suelen midir más de 60 cm, aunque los calamares gigantes pueden llegar hasta los 13 m.En 2003, se descubrió un individuo de una especie abundante pero muy poco conocida pueden llegar a medir hasta 14 metros.

 Diversas especies de calamar son muy utilizadas en cocinas tan distintas como la japonesa, española o la italiana.En su cocción es importante cocinarlos brevemente porque su carne se endurece con un exceso de cocción.Las presentaciones más populares son relleno y cortado en anillos (rabas) común en España y en otros países, como Grecia y frito.

En el Mediterráneo se suele utilizar su tinta en las elaboraciones, por ejemplo el arroz negro, el risotto de calamares y los spaghetti al nero di seppia

En la cocina china y del sudeste asiático es un ingrediente muy popular en una gran variedad de salteados, platos de arroz y de tallarines; y se suele consumir muy especiado.

Secado al sol, cortado en tiras y envasado al vacío, se utiliza como aperitivo en el Este de Asia.

Se utiliza mucho en elaboraciones de sushi y sashimi.”

Ingredientes (4 personas):

  • 16-20 Chipirones limpios
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil
  • Sal

Elaboración:

  • Si compramos los chipirones limpios, nos evitaremos el primer paso de todos ¡Limpiarlos!
  • A grandes rasgos para quien no pueda comprarlos limpios ni lo haya hecho nunca: separamos los brazos y tentáculos del cuerpo, quitamos la fina telilla oscura que tienen por el exterior del cuerpo, les damos la vuelta dejando el interior hacia afuera y limpiamos todo lo que hay dentro (incluida la espina transparente). Por último, de los tentáculos y brazos, quitamos el pico y el ojo y los frotamos debajo del grifo para quitarles la telilla morada que tienen y volvemos a darle la vuelta al cuerpo.
  • Secamos con un papel absorbente el exceso de agua para que no salte aceite al cocinar.
  • En un mortero pondremos unas tres-cuatro cucharadas de aceite de oliva junto con el perejil y los ajos, picados finamente.
  • Machacaremos hasta conseguir que el ajo suelte sus jugos. Veremos como el aceite coge un color más blanquecino.
  • Si tenemos una plancha, la ponemos a calentar al máximo.
  • Y si no tenemos plancha, yo os digo cómo haceros una! En una sartén colocar un círculo, de tamaño del fondo, de papel de horno. Calentar normal y cocinar sobre el papel. Veréis que gozada (no se pega y no hay que limpiar casi después).
  • Una vez tengamos la sartén o la plancha calientes, es el momento de freír.
  • Untaremos, con ayuda de un pincel(una cucharilla vale si no tenemos pincel), los chipirones con lo que hemos preparado en el mortero.
  • Una vez estén bien untados, los ponemos en la plancha y dejamos que se doren. Poco a poco irán soltando el agua que tengan, es importante que el fuego esté al máximo porque si no se “cuecen” en su propio jugo.
  • Damos la vuelta para conseguir el color dorado por ambas partes y sacamos a un plato.
  • Pondremos la sal nada más sacarlos de la sartén, servir y comer.

¿Fácil no?

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *