Colorín colorado…

…este cuento sólo ha comenzado!

Hola de nuevo!

Hacía ya tiempo que la idea de probar a decorar galletas rondaba por mi cabeza. Nunca me decidía porque tenía que comprar prácticamente todo el material: boquillas, adaptadores, colorantes, biberones, mangas pasteleras…

Aprovechando que encontré una SUPER oferta en una tienda de Pamplona, compré todo de golpe y así es como acabó mi tarde de sábado: amasando, horneando y decorando galletas de mantequilla.

IMG_5934

Os debo  decir que me compré tres biberones, dos colorantes, dos adaptadores y una boquilla del número tres de Wilton. Nada más. Y con ello decoré todas las galletas, usando en vez de mangas pasteleras bolsas de congelado y limpiando y cambiando la boquilla conforme cambiaba de color.

Si es vuestra primera vez también, no hagáis la mega compra no vaya a ser que no os entusiasme el tema y luego quede olvidado en un cajón todo el material.

Y si no queréis decorar, olvidaros de las partes donde explico eso, seguir leyendo porque la base de todo son las típicas galletas de mantequilla que con chocolate o simplemente sin nada están requeté buenas. Vamos al lío!

Ingredientes para galletas:

  • 350gr de harina de repostería tamizada
  • 150gr de azúcar blanca
  • 200gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 1 huevo mediano
  • 1 pizca de sal
  • Aroma al gusto (Opcional)

Ingredientes para la glasa:

  • 250gr de azúcar glasé
  • 4 cucharadas de claras de huevo pasteurizadas
  • Colorantes en pasta

Elaboración de galletas:

  • Mezclamos la mantequilla y el azúcar en un bol.
  • Agregamos el huevo y el aroma  y mezclamos hasta conseguir que se integren todos los ingredientes.
  • Incorporamos toda la harina y la sal y amasamos. Al principio se nos pegará en las manos pero conforme vayamos trabajando la masa cogerá consistencia. Cuando vemos que casi todo está integrado, volcamos el bol y amasamos sobre una superficie lisa. La masa estará lista cuando la superficie quede limpia y no se pegue.
  • Extendemos un trozo de papel de horno del tamaño de nuestra bandeja de horno por ejemplo, colocamos el bolo de masa encima y tapamos con otro papel del mismo tamaño.
  • Con ayuda de un rodillo, trabajaremos la masa hasta conseguir una superficie uniforme de unos 5-8mm de altura.
  • Metemos al frigorífico mínimo una hora para que la mantequilla endurezca y sea más sencillo cortar la pasta.
  • Después de esta hora, precalentamos el horno a 180ºC con ventilador.
  • Sacamos de la nevera la masa y quitamos el papel de arriba, el cual utilizaremos para ir dejando las galletas ya cortadas. Dejaremos un espacio de 1 cm entre galletas ya que en el horno crecen un poco.
  • Vamos cortando las galletas con las formas deseadas, intentar que esto sea lo más rápido posible para que la mantequilla no se caliente demasiado. Si esto ocurriese, metemos en el frigorífico de nuevo durante 15 minutos y volvemos a repetir.
  • Hornearemos unos 10min aproximadamente, dependerá del tamaño de la galleta. Lo que buscamos es una galleta que quede blanda por el centro y los bordes hayan comenzado a dorarse.
  • Sacamos del horno cuando los bordes estén dorados y dejamos enfriar sobre la bandeja de horno unos 5min, después pasaremos a una rejilla donde dejaremos enfriar las galletas mínimo 2h. Nos aseguramos así que la mantequilla se ha enfriado totalmente y no afectará a la glasa.

Elaboración de la glasa:

  • Mezclamos las claras con unos 200gr de azúcar glacé con ayuda de unas varillas. Cuando tengamos todo integrado iremos añadiendo el resto del azúcar hasta conseguir una textura parecida a la de la pasta de dientes. Esta será nuestra glasa real, la cual usaremos para delinear.
  • Separaremos la glasa en diferentes recipientes para poder teñirla con los colorantes deseados.
  • Si queremos hacer glasa de relleno, tenemos que hacer la glasa real de antes un poco más liquida. Partiendo de la glasa ya teñida (de esta forma tendremos el mismo color para delinear que para rellenar ya que si lo hiciésemos por separado sería muy difícil conseguir el color idéntico en ambos tipos de glasa) iremos añadiendo cucharillas de café de agua de una en una. Sabremos cuando está lista cuando al separar la glasa en dos, pasando por ejemplo una cucharilla de una lado a otro del bol, la superficie tarde 10 segundos en volver a estar uniforme.
  • Introduciremos en nuestras mangas pasteleras la glasa de delinear y en biberones la glasa de relleno.

Decoración de galletas:

  • Globos: estos sólo están delineados por lo que sólo he utilizado la glasa de delinear en manga pastelera con boquilla Wilton del 3.
  • Biberones: estas galletas están previamente delineadas. Después las he dejado secar unos 15 minutos y posteriormente las he rellenado con glasa de relleno.
  •  

Variantes:

  • Si no os animáis a decorar las galletas no os preocupéis. Antes de preparar estas galletas yo siempre las decoraba con chocolate. El procedimiento a seguir con el chocolate es el mismo que os expliqué en las fresas con chocolate.
  • Si no queréis decorar también podéis coger dos galletas  y rellenarlas con nata, crema pastelera, mermelada, chocolate,…
  • Si queréis comerlas solas también están muy ricas, podéis jugar a sorprender con los aromas. Estos al ser transparentes en la mayoría de los casos, os ayudarán a “engañar” al comensal. Podéis agregar el aroma como último ingrediente, en vez que junto al huevo como os he puesto antes. Separáis la masa en tantos aromas como queráis hacer, hacéis un hueco en la masa y metéis allí las gotas de aroma, amasáis durante unos segundos y listos.

Bueno como veis son muchas las opciones para disfrutar de estas deliciosas galletas de mantequilla. Os animo a probar esta receta, con o sin peques de por medio.

Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *